Archivo de la etiqueta: padres

Un gran regalo para ti y para tu hijo

Ya está aquí diciembre y con diciembre llega la locura por los regalos (¡salvo que seas como yo, que ya pasé por la locura de los regalos en noviembre!).

A veces, buscando y buscando, perdemos un poco el norte del papel que debería cumplir un regalo. Los niños de infantil, aún son pequeños y aunque ya piden algunas cosas concretas, son muy abiertos a recibir con tremenda gratitud todo lo que sus majestades quieran dejarles junto a sus zapatos. Deberíamos aprovechar esta apertura, para colarnos hasta la cocina con aquellas cosas que de verdad son importantes para nosotros y queremos trasmitirles.

Para mí, entre las cosas que más me importa trasmitir a mis hijos está el hecho de que tienen una familia con la que pueden contar y que confía en ellos, que ellos son dueños de sus acciones y de sus decisiones y responsables de ellas, que tienen derecho a intentar cosas diferentes y a equivocarse. Esto puede parecer muy ambicioso así dicho, sobre todo teniendo en cuenta que mis hijos tiene ahora 15 meses y 4 años, respectivamente.

Pero no es así. A lo largo de cualquier semana encontremos diferentes momentos para compartir experiencias que refuercen todo esto de muy diversas maneras. Y te puedes imaginar como es de «LOCA» mi semana: mis dos niños + mi trabajo por cuenta ajena + mi proyecto «Matemáticas para padres» + las cosas de la vida! … Conclusión, mis semanas son LOCAS DE REMATE! 🤪

Pero aún así:

Los ratos de juego, lo exprimimos al límite. Todos participamos, todos tomamos decisiones, todos aceptamos normas, todos nos ayudamos, cada uno tiene unas responsabilidades…

También en los momento que no son de juego ponemos en práctica todo esto. Porque a mi humilde entender, todo el tiempo que estamos con nuestros hijos es «tiempo de calidad», de la calidad que nosotros queramos exactamente. Porque para mi gusto es igual de valioso jugar a la oca que ir juntos a la farmacia. Y es que en estos ratos que no son estrictamente de juego también vamos fomentando la autonomía, la toma de decisiones, la responsabilidad y el compromiso, la confianza que como padres depositamos en él, la confianza en sí mismo, el afán de superación, la aceptación y reconocimiento de los errores propios y en su caso la enmienda o las disculpas… Siempre adecuándolo a la edad y momento madurativo del niño, por supuesto.

¿Te gustaría encontrar un regalo con el que fomentar todas y cada una de estas capacidades en tu hijo?

Y ¿Te imaginas que además pudieras hacerlo de forma divertida, desde el juego y mientras tu hijo aprende y vive las matemáticas como nunca antes?

Parece demasiado bueno para ser verdad, ¿eh? Pues es una realidad y la tienes al alcance de tu mano.

Sólo tienes que pinchar en este enlace y encontrarás todos los detalles del programa de formación online para padres de niños entre 3 y 5 años «S.O.S. Matemáticas en infantil» (5 semanas de duración con soporte permanente).

👉🏻👉🏻Sí, por favor, dame todos los detalles

De forma muy resumida, te diré que se trata de un programa en el que aprenderás cómo puedes empezar ya mismo a ayudar a tu hijo para que las matemáticas nunca se conviertan en la asignatura odiada que os quite el sueño a todos o que determine qué estudia y qué no en un futuro.

Pero el programa es mucho más. En el vas a encontrar una propuesta para relacionarte con tu hijo de manera que él llegue a ser su mejor versión (¡y por el camino, casi seguro, que tú te encontrarás también con tu mejor versión!), tanto en matemáticas como en el resto de ámbitos de la vida.

Porque hay dos claves para enfrentarse a las matemáticas con éxito y disfrutarlas:

Una es evidente, y todos la tenemos muy presente, es la PRÁCTICA de los conceptos que se quieren aprender. Y con esto no quiero decir que tenga que ser repetitiva, ni aburrida ni nada de eso y de hecho en el curso te lo demostraré.

Y la otra es la ACTITUD. Si tu hijo no se crees capaz de tomar decisiones, no tiene seguridad para probar si un camino puede llevarle (o al menos acercarle) a la solución, si no siente que sus padres confían en él, si no es responsable de sus acciones y decisiones, si no es capaz de gestionar sus errores y celebrar sus aciertos… Sin estas habilidades no será posible conquistar las matemáticas, porque esta disciplina requiere necesariamente de un proceso de experimentación, prueba y error para lograr conocer y entender. Y este proceso tiene que realizarlo cada niño desde su situación particular, no hay recetas mágicas ni caminos universales (lo siento mucho, si eso es lo que andas buscando, no lo vas a encontrar). Hay que arriesgarse, probar, fallar, casi acertar y aprender de todo este proceso. Así es como deberían aprenderse las matemáticas. Y esto es precisamente lo que te propongo en este curso.

Por si todo esto fuera poco, tengo para ti una oferta de lanzamiento irrepetible e irresistible, para que el precio no sea una excusa. Estará disponible sólo en esta edición y sólo hasta fin de año.  Además las plazas son muy reducidas, ya que en esta edición quiero tener un trato muy directo con todas las familias, para poder ayudarlas en todo el proceso y para que ellas me puedan ir dando su feedback sobre le programa.

Si quieres empezar el segundo trimestre con todos los recursos para hacer de las matemáticas una experiencia inolvidable para tus hijos, no te lo puedes perder.

👉🏻👉🏻Sí ¡Claro que quiero saber más y reservar mi plaza! 

Y si tienes cualquier duda o sugerencia, siempre puedes contactar conmigo vía email: matematicasparapadres@gmail.com

 

 

 

 

 

Identificando el problema, para dar con la solución

Si estás aquí es porque esto de las matemáticas de verdad te importa. Sabes que tienes un problema en casa:  tal vez tu hij@ no comprende bien la asignatura aunque pone todo de su parte, o le supone tal desinterés que ni lo intenta, o tal vez ya se ha rendido y tú no sabes cómo ayudarle…

Puede que estés ante cualquiera de estas situaciones, incluso ante todas a la vez, o ante cualquier otro escenario similar. El caso es que, el problema está ahí y, lamentablemente, lo identificas con las matemáticas.

Me gustaría que el problema no se llamase así,              M A T E M Á T I C A S

Me gustaría que el problema no se llamase así, M A T E M Á T I C A S, porque las matemáticas (sobre todo en la etapa de infantil y primaria) no deberían ser cosas abstractas, inabarcables, incomprensibles, aburridas ni alejadas de los intereses de los niños propios de cada edad. Pero lamentablemente, así es como casi todos, padres e hijos, etiquetáis el problema: M A T E M Á T I C A S.

A estas edades las matemáticas deberían ser: piezas de LEGO, regletas, animales con muchas patas, tapones, juegos de mesa, canciones, vídeos, piñas y piedras, dinosaurios, mariposas, experimentos, tocar, colorear, recortar, descubrir, investigar…

Por diversos motivos (de los cuales no nos vamos a ocupar aquí), a veces la asignatura no está en absoluto enfocada en estos términos. Y es ahí donde realmente nace el problema: aparece el desinterés por conceptos que no acaban de entender o nada tienen que ver con su mundo de niños, poco a poco se van descolgando de las explicaciones, así se agrava la dificultad de reengancharse a los nuevos conceptos (porque la clase no para!)… y así se llega a la sensación de inseguridad e incapacidad para afrontar los deberes o el estudio, que es el problema que los padres detectamos finalmente en casa.  Pero como ves el problema no es este, este es sólo el resultado de una dificultad previa no resuelta.

Espero estar ya cerca de convencerte de que el problema no es que tu hijo no puede resolver las restas con llevadas del ejercicio 5 (por cierto, esto de las llevadas ya no se lleva nada de nada, ya lo veremos en “Más matemáticas”!) o las multiplicaciones por la unidad seguida de ceros, ni que la profesora lo explica todo tan raro que ni tú lo entiendes, ni que tal concepto es dificilísimo, ni nada de eso.

El problema es previo y doble: por un lado es un problema de interés e inseguridad y por otro es un problema de comprensión de la esencia de los conceptos matemáticos. Me atrevería a decir, que para el 98% de los niñ@s entre 3 y 12 años, los temarios previstos para matemáticas son perfectamente asequibles; eso sí, siempre y cuando se disponga de los medios adecuados para cada niño. Y como esto no siempre ocurre así en el aula, esto es precisamente lo que nosotros vamos a hacer aquí, desde casa (que es donde se cocinan las mejores cosas!).

Como padres, no podemos abarcarlo todo. Todos podemos reconocer problemas que por no saber cómo abordarlos se enquistan y empeoran. Por tanto, la mejor opción siempre es buscar ayuda. Y para eso estamos aquí, en “Matemáticas para padres”.

Vamos a convertir las matemáticas en algo interesante, natural y cotidiano, que serán capaces de afrontar igual que son capaces de encontrar sus deportivas preferidas al fondo del armario el día que tú le dices que debe llevar zapatos, o se las apaña para preparar su merienda  favorita y esquivar así tu manzana, o consiguen recordar con exactitud todo lo que ocurrió en el último capítulo de la serie de dibujos que les tiene atrapados. Estoy segura de que has reconocido estos talentos en tu hijo, así que lo “único” que tenemos que hacer es conseguir que los ponga al servicio de las matemáticas! Porque justamente esto es lo que nos hace falta: capacidad para buscar vías alternativas, perseverancia, capacidad de atención y retención con significado…

Además, como padres, jugamos con ventaja, ya que todos sabemos si a nuestros hijos les mueve el espacio exterior, los dinosaurios, jugar al aire libre, las manualidades, el agua, los unicornios o los disfraces; y es justamente por ahí por donde vamos a entrar para colarnos con las matemáticas hasta la cocina! Y al tratarse de niños tenemos otra ventaja más (como ves no todo son problemas!): los niños son naturalmente curiosos y les encanta jugar, así que ya sabemos por dónde hay que empezar!! (no estaba previsto, pero un pareado también puede ayudar!).

Cuando nos hayamos ganado su interés, cuando logremos que lo que ahora significa la asignatura les interese, cuando estén motivados y sólo entonces, el algoritmo para restar llevando, multiplicar por dos cifras o las fórmulas de los volúmenes, serán pan comido!

Bienvenido. Empezamos ya!

El objetivo de «Matemáticas para padres» es que ninguno de nuestros niños se sienta como el pez, incapaz de abordar y alcanzar lo que se le pide en matemáticas.

Para lograrlo tenemos dos pilares principales en los que trabajar:

– Ayudarles a superar sus bloqueos y creencias previas. Y para eso tu actitud como padre/madre será determinante!

– Acercarles los conceptos de diferentes maneras y con diferentes materiales que les ayuden a comprender. Te propondré varias alternativas para cada concepto. Aquí los juegos tendrán un papel fundamental!

Así conseguiremos que se sientan capaces y seguros ante las matemáticas. Esto ocurrirá en cuanto se den cuenta de que tienen los recursos para avanzar por sí mismos y dominan la situación!

Te apuntas a este cambio? Empezamos ya!!